Depilación mediante cera

Existen múltiples variedades ya que la cera era uno de los sistemas más empleados en la depilación, si bien últimamente el uso de la depilación láser y la eléctrica está creciendo considerablemente.

Tibia – Requiere un calentamiento para alcanzar una temperatura mínima (suele emplearse el microondas) y permite una depilación de raíz, sin dejar la piel enrojecida, por lo que es una técnica muy empleada por mujeres con problemas circulatorios. Como es soluble en agua, los restos son muy fáciles de eliminar.

Caliente – En este caso la cera tiene que alcanzar una elevada temperatura para que se vuelva líquida. Entonces se aplica sobre la piel en finas láminas y permite eliminar de forma rápida una buena cantidad de vello. Por desgracia esta técnica es una de las más dolorosas.

Bandas – Las bandas de cera listas para usar no requieren un calentamiento previo. Simplemente es necesario frotarlas entre las manos, aplicarlas sobre la piel de forma firme y retirarlas con un movimiento rápido.

Ventajas: La depilación basada en cera resulta fácil de utilizar. Como tienen la misma temperatura de la piel, están indicadas incluso para personas con problemas circulatorios.

Inconvenientes: Si tienes mucho pelo, este método puede resultar muy largo y doloroso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *