Depilación láser

La depilación por láser es un sistema de depilación permanente basado en la destrucción de los folículos pilosos mediante un láser de luz.

En primer lugar se debe realizar un diagnostico personalizado para determinar el láser más adecuado para cada persona, dependiendo de la región corporal, el color del pelo y fototipo de piel, la profundidad del vello y su calibre. Según la clasificación de Fickpatrik que cataloga el tipo de color de la piel, siendo I el más claro y VI el más oscuro, la mayoría de los pacientes españoles se encuentran en tipos III y IV, con una proporción importante de pacientes de tipo V.

Una vez determinado el tipo de piel y vello se elige el tipo de láser adecuado y en la primera sesión del tratamiento de depilación se realiza un disparo de prueba y tras unos minutos se inicia la sesión de láser. Así se puede aplicar con toda seguridad y eficacia tratando la totalidad de los folículos pilosos. El tratamiento completo de depilación láser debe realizarse bajo el control de especialistas y dermatólogos.

 

Lassesiones se deben espaciar de dos meses a dos meses y medio, que es el tiempo necesario para que el vello que estaba en fase de descanso haya salido completamente. En los días sucesivos a la sesión se puede apreciar como las raíces de los pelos eliminados salen al exterior. El paciente queda depilado desde la primera sesión, manteniendo los resultados durante el intervalo de las sesiones hasta que empiecen a salir el vello nuevo que estaba en fase de reposo.

La depilación permanente es eficaz en hombres y mujeres, ya sea por razones de estética como por problemas derivados del vello.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *