Depilación eléctrica

Se trata de aparatos parecidos a las máquinas eléctricas de afeitar masculinas, con la diferencia de que arrancan el pelo de raíz, lo cual permitirá disfrutar de un mayor tiempo sin depilarse. Los últimos modelos tienen varias velocidades y están pensados para disminuir el dolor al mínimo posible. Algunas tienen dispositivos especiales para rasurar, al no ser recomendables para las zonas sensibles.

 

Si quieres que el dolor prácticamente desaparezca puedes darte un masaje con un guante de crin para sacar los posibles pelos enterrados antes de la depilación.

Ventajas: puedes llevártela y utilizarla en cualquier momento, por lo que son muy prácticas en vacaciones para darte repasos. Si te va bien este método, depilarte sólo te costará el precio de la máquina, que es muy asequible. Al no dilatar el poro es un método muy higiénico y puede utilizarse con el vello muy corto.

Inconvenientes: extraer el vello en frío resulta algo agresivo para la piel, y puede propiciar que salgan esos pelos subcutáneos, por lo que se recomienda el uso de cremas especiales para estos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *